A pesar de que la insistente lluvia impidi贸 a los ciezanos procesionar en la jornada de Viernes Santo que, de otra manera, hubiera tenido hasta 4 procesiones entre las 9 de la ma帽ana y las 6 de la madrugada del S谩bado de Gloria; Cieza pudo vivir un Viernes Santo cofrade y sentido. Arriesg谩ndose bajo la tempestad, los ciezanos fueron a la Iglesia y a la Casa-Museo de la Semana Santa a visitar los tronos arreglados para la procesi贸n y, al caer la tarde, se refugiaron en la Iglesia para celebrar la Muerte del Se帽or, adorando la Cruz del Santo Cristo del Consuelo, cuya imagen presidi贸 los ritos que marca la liturgia del Viernes Santo. Pero con la ca铆da de la noche no acab贸 todo. La Hermandad del Medinacelli organiz贸 en el Convento de San Joaqu铆n por segundo a帽o un Velatorio a Jesucristo Muerto. Un velatorio que comenz贸 siendo las 24h del Viernes Santo y se cerr贸 con las primeras luces del S谩bado de Gloria. El templo se encontraba a oscuras, iluminado 煤nicamente por las velas que franqueaban el pasillo central y los focos que iluminaban la triste escena. Cristo, tendido sobre un catafalco morado, yac铆a rodeado de flor de azahar, con la corona y los clavos a los pies. Junto a 脡l, su Madre de la Soledad, con su coraz贸n transido de siete pu帽ales, rezaba en completo abatimiento.

Booking.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.