Sevilla vivía una de esas noches en las que la vida rebosa junto a las imágenes con más devoción en la ciudad y cuya cercanía en estos días dispara el contador de las emociones a mil revoluciones.

Es el caso de la Hermandad del Baratillo que el pasado fin de semana culmin√≥ el Solemne Quinario a la Virgen de la Piedad y al Cristo de las Misericordias. En la jornada del S√°bado y al filo de las siete de la tarde daba comienzo el cuarto d√≠a de este piadoso culto de reglas en la peque√Īa capilla de la Calle Adriano. Pasadas las ocho de la tarde, se organiz√≥ el amplio cortejo para el traslado de las im√°genes al Hospital de la Santa Caridad para la celebraci√≥n de la Funci√≥n Principal de Instituto. Sobre las nueve y media de la noche entraba en uno de los templos barrocos por excelencia de la ciudad, sirviendo como tel√≥n de fondo el maravilloso retablo, obra c√ļlmen de Pedro Rold√°n. El traslado de ida dej√≥ momentos sumamente bellos con el transitar del cortejo por las estrechas calles del Barrio del Arenal.

En una Iglesia de la Caridad abarrotada, dio comienzo la Solemne Funci√≥n Principal de Instituto ocupando la Sagrada C√°tedra D. Andr√©s Ybarra Satr√ļstegui, Director Espiritual de la Corporaci√≥n del Mi√©rcoles Santo a eso de las once la ma√Īana. Posteriormente, sobre la una del mediod√≠a, el misterio de la Piedad cruzaba el dintel buscando el recorrido m√°s corto para volver a la Capilla, que ser√≠a Temprado, Dos de Mayo, Arfe y Adriano. El sol y el calor fueron la nota predominante de un d√≠a espl√©ndido en una ciudad que empieza a oler a Azahar producto de los florecientes naranjos que son se√Īa inequ√≠voca de lo que est√° por llegar.

Booking.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.